Este gran complejo arqueológico se encuentra ubicado en el distrito de Pisaq, provincia de Calca, a 33 km. al este de la ciudad del Cusco.

Pisaq está formado por un conjunto de recintos que posiblemente son casas, acueductos, caminos, puentes, un cementerio, muros y grandes áreas de enormes terrazas.

La belleza de sus muros, construidos con grandes bloques de piedra pulidos con una simetría extraordinaria y un manejo inigualable de la piedra dejan perplejo al visitante.

Al principio el asombro es inevitable, luego una sensación de profundo respeto por los creadores de estos edificios centenarios, testigos mudos de la grandeza de un imperio.

“Lo que más se debe admirar en Pisaq es la finura de la talla y la perfecta unión de las piedras, que sin ninguna mezcla están bien ensambladas, que apenas perciben las finas líneas rectas, curvas o rotas, como para demostrar la dificultad del corte y la maestría de la ejecución. De lejos a lejos hay puertas, calles, escaleras, torres, cuarteles y habitaciones; suspendidas en lo alto de las cumbres y donde la imaginación del constructor más atrevido difícilmente se atrevería hoy en día a concebir un edificio.

Este tour comienza con la recogida de los pasajeros del hotel, luego se dirige este por una carretera asfaltada, la visita comienza con la conducción de un guía oficial de turismo, recorriendo el lugar aproximadamente por dos horas, y luego se regresa a la ciudad del Cusco.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *